lunes, 12 de abril de 2010

AÚN NOS ACORDAMOS DE LAS HERMANAS KOPLOWITZ?

Ya, ya sé que -en principio- este titular nada tiene que ver con el Blues, pero ya vereis como la columnilla sí. Es que soy un poco "retorcidillo" , y fanático del estilo de titular de los tabloides británicos. Además, ya dejé claro el primer día que mi gran objetivo era QUE OS DIVIRTIERAIS.

Sin duda vendrá a vuestra memoria que durante meses -si no años- se hablaba constantemente de "Los Albertos" (Alberto Cortina y Alberto Alcocer), ex-maridos de las hermanitas Alicia y Esther. Pero claro, yo cuando todos los días escuchaba hablar de "esos Albertos" , no podía evitar que me vinieran a la cabeza no los señores Alcocer y Cortina, sino "nuestros" Albertos: "The King of the Blues Guitar" ALBERT KING y "Mr. Frozen Alive/The Master of the Telecaster" ALBERT COLLINS, lo cual me vino muy bien para escuchar y re-escuchar a estos dos monstruos sagrados, e ir poco a poco ampliando mi -cuando empezamos a oir hablar de las Koplowitz- exigua, y paulatinamente exhaustiva, discografía de estos señores que nacieron no con un pan sino con un mástil bajo el brazo.

Ahora me ha venido a la cabeza esta vieja anécdota porque llevo varios días que sino es un Albert es el otro (que por cierto nos abandonaron casi seguidito) están saturando el stereo y a mis pobres vecinos les están enseñando dónde radica el verdadero Blues. De los dos me quedo con Albert King, que para mí sí que es el verdadero Rey del Blues, incluso por encima de B.B. (al que también adoro, no en vano su foto abre mi blog, aunque también la elegí porque para la mayoría de personas más o menos ajenas a este mundillo, él representa la imagen icónica del Blues; "marketing", jajaja), y lo considero el Rey no sólo porque su influencia ha sido gigantesca e inabarcable (vía SRV en gran parte), sino porque mis buenos o malos oídos jamás han escuchado punteos como los suyos. Decían de Chet Baker que las ideas de su cabeza se transmitían directamente a su trompeta. Pues para mí, la palabra FLUIDEZ es la que mejor define los punteos de Albert King...es como si siempre supieras que nota va a venir a continuación, porque viene la que "debe" de venir, ya que su cerebro y sus manos poseen la mayor interconexión de la historia del Blues, cada solo es una obra de arte, como los de un Sonny Rollins, por ejemplo.

Ambos Albert, además, colaboraron en un disco iniciático, el "Still Got The Blues" del gran Gary Moore, donde abandonaba el Hard-Rock/Heavy-Metal que tanta fama le habían dado, y se abrazaba con furia al tronco del Blues. No estuvo claro en aquel momento si era una jugada comercial debido a cierto "revival" Blues, pero 20 años después podemos decir que SÍ, que Gary decidió dedicarse por fin a lo que le gustaba hacer, y ahí le tenemos todavía, afortunadamente -salvo ese par de baladitas horteras que mete en cada disco, pero nadie es perfecto...

PD: La fortuna de la hermanitas Koplowitz está entre las 500 mayores del mundo, según la fiable revista "Forbes", y no creo que las de los King, Collins y Moore anden demasiado cerca de eso, jajaja. Y es que pretender hacerse rico tocando Blues (o Jazz, para el caso) no es algo que quepa en la cabeza de nuestros adorados Bluesmen, por eso son adorados.

Os debo una seria y completa retrospectiva de la carrera de Albert King, pero acabo de iniciar el blog y estoy todavía desentumeciendo los deditos...

3 comentarios:

  1. Este era yo probando si iba bien la sección de comentarios en cuanto a remitirmelos a la cuenta y tal...

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho lo que has escrito,una manera muy simpatica de relacionar las cosas, leo con mucho agrado lo que escribes,me he enganchado a tu blog

    ResponderEliminar