lunes, 4 de octubre de 2010

Sobre Ethernet y otros asuntos informáticos, el Jazz, el Blues, las olas de calor, el deseado otoño...

Bueno, supongo que tras 2 meses de cuarentena del blog ya no me quedará ningún lector ni de coña, pero intentaré anunciarme en los sitios oportunos a ver si recupero algún fan, jajaja.

En fín, mucha trastada informática entre medias: el curso de programación de 6 horas diarias (durísimo) durante el cual no quería ni compartir habitación con mi PC. La resaca del curso, que no fue pequeña, yo creo que estuve en una especie de UCI en mi propia casa durante una semana o diez días, jeje. Y luego se ha escarallado la tarjeta ethernet y algo más, de una forma extraña: puedo acceder a los P2P sin problema, como bajar música del e-mule o el messenger, pero no puedo entrar a ninguna página, ni siquiera a mi blog. Casi seguro que este Jueves me lo entregan en condiciones, y ya podré escribiros en el blog con asiduidad, que ahora mismo estoy en un cyber y estos locales sufren de una absoluta incompatibilidad conmigo.

Ya veis que esto ha estado parado Agosto y Septiembre, con sus causas bien claras, como unas olas de calor que yo no recuerdo jamás en los 20 años que llevo ya viviendo al Sur de Galicia (perdón, según el Sr. Aznar eso del cambio climático son cosas de ecologistas trasnochados. No importa el acuerdo casi total de la comunidad científica -salvo los típicos paniaguados. No importan las evidencias que percibimos en nuestros propios climas o contemplamos en las noticias. No importa que James Lovelock, probablemente el ecólogo independiente más importante e influyente del Siglo XX y parte del XXI, dijera que ya hemos alcanzado "el punto sin retorno". Y por supuesto es una imbecilidad que un miserable doctorzuelo en Biologia como el que os escribe también lo tenga claro. Igual cuando se inunde Manhattan empiezan a hacernos caso...) A lo que iba, que durante esas continuas oleadas térmicas era imposible hasta pensar, y ya veis que me dió por cosas con mucho "groove", como el Hip-Hop o el Reggae (o igual simplemente necesitaba alejarme un poquito del Blues una temporada, como suele hacer el Sr. Tom Waits, que de vez en cuando pasa un par de meses sin escuchar nada de música, para "limpiar" su creatividad). También le he estado dando bastante al Jazz contemporáneo, que tenía mis gustos muy anticuados.

Ahora por fín ha entrado el otoño, mi estación favorita (odiada por la mayoría, soy un rarete romántico) y se puede vivir a temperaturas humanamente soportables, que con treinta y bastantes grados hasta mi perra sólo podía tumbarse en el lugar más fresco de la casa (los baldosines de la cocina) y jadear sin moverse!!

Y el Blues también ha vuelto a entrar en mi cotidianeidad: enamoradísimo ando -a todos los niveles, hasta la tengo de fondo de escritorio!- de SHEMEKIA COPELAND, repasando una y otra vez su todavía corta discografía. Y gracias ella, metiendo cada vez más Blues en mi vida, desde John Mayall a Chris Duarte.

O sea, que si venzo mi desastrismo (que no pereza, me encanta escribir en el blog, pero se me va la olla y pasan los días...), espero publicar al menos 3 ó 4 columnillas semanales, y a ver si voy recuperando adeptos ;-))

Os tengo prometidas ya tantas cosas que hasta vergüenza me da recordarlas, pero voy a hacer una lista a ver si el amor propio vence al despiste. Ahí vamos:

- Los discos de Ella Fitzgerald con Joe Pass

- Poco a poco ir destripando la fascinante discografía de Lucky Peterson

- Homejear a bandas de +ó- Hard-Rock con mucho Blues en sus venas, como ZZTOP, Cream en directo, Thin Lizzy, o los verdaderos Whitesnake.

- Babear con esa maravilla que no es Blues ortodoxo pero tiene más "feeling" bluesero que docenas de discos del género juntos: El "All or Nothing at all" de Lady Day

- Reivindicar discos menospreciados como el "I wanna get funky" o "Funky London" de ALBERT KING, o esa obra de MUDDY WATERS que será polémica hasta el fin de los días. Sí, "Electric mud".

- Contaros mis sueños húmedos con SHEMEKIA COPELAND.

- Glosar el probablemente disco más Blues de toda la carrera de Dinah Washington: "Mellow Mama"

- Un toque de SOUL, que lo que está haciendo SHARON JONES y sus Dap-Kings es de órdago.

- Contribuir a que sea aún un poquito más considerado como el Rey del Blues Instrumental Mr. ALBERT COLLINS

Al final haré como KANE con su declaración de principios, jaja, y esto seguirá siendo un caos, pero voy a poner esfuerzo en centrarme, prometido!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario