viernes, 19 de noviembre de 2010

My dues with the DELTA (y III)

Ayer en todo el día no publiqué nada (bueno, técnicamente sí, a la una de la madrugada), y ya perdonareis, pero es que ando metido en una serie de asuntos burocráticos muy importantes para mi futuro, y ayer al final me dieron el O.K., y por la tarde sólo quería descansaaaaar.

Hoy me gustaría al menos hablaros de alguien que SÍ, es una leyenda viviente. Si no nos ha abandonado uno de estos días y no me he enterado, en Junio cumplió 95 años y sigue actuando.

Hablo de DAVID "HONEYBOY" EDWARDS. Estar cerca de él debe representar la misma pasión que el biólogo que encuentra una especie teóricamante extinguida hace siglos, las llamadas "Especiés Lázaro", como el Lagarto Gigante de La Palma, que se consideraba extinto hace 5 siglos y "reapareció" en 2007.

Honeyboy, junto a "Pinetop" Perkins, representan los dos últimos vínculos vivos que nos unen a la generación original del Delta, a los Robert Johnson, Son House, Skip James, Big Joe Williams, Charley Patton...A la mayoría de los cuales conoció y toco con ellos y aprendió de ellos.

A ver, ejercicio de ligereza mental: ¿Quién fue el primero que se interesó por él y grabó sus canciones? 1, 2, 3...Pues va a ser que sí, ALAN LOMAX para la Biblioteca del Congreso, en 1942.

Interludio: ¿Os imaginais pasar un año entre la Biblioteca del Congreso y la Smithsonian catalogando todo lo que aún les quede sin fichar? La Librería del Congreso dice tener 2 millones y medio de grabaciones, incluidas emisiones de Radio. En 1963 compraron la colección de "The Voice of America", con otras 50.000 cintas y discos, mucho aún sin catalogar y prácticamente NADA editado. Una de las joyas que sí que afloraron en el 2005 fue "Thelonious Monk Quartet with John Coltrane at Carnegie Hall", de una importancia histórica y musical excepcional, y extraído con una calidad de sonido más que excelente de una emisión de Radio.

Volviendo a "Honeyboy", que me disperso cual bandada de peces en presencia de un tiburón, ha dedicado toda su vida a la música, pero al mismo tiempo ha tenido que realizar infinidad de trabajos, porque la fortuna musical no le sonrió hasta los años '70, en forma de giras Europeas, donde alternaba la acústica con la eléctrica. Grabaciones a su nombre con cierta continuidad sólo las ha conseguido en las últimas 2 decadas, ya septuagenario. Y según parece, durante los años '50, en Chicago, realizó varias sesiones para Chess que nunca han visto la luz...

Su estilo es, y sigue siendo, aunque electrifique su guitarra y le meta bajo y batería, el típico del Delta. Posee una técnica guitarrística sobresaliente, e imprime a las canciones giros inesperados, paradas y arrancadas, atrapando constantemente la atención del oyente. Y la voz es levemente nasal pero recia, también al estilo del Delta.

Bueno, fin de la tercera parte, habrá más, probablemente hoy mismo.

FELIZ DÍA!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario