miércoles, 17 de noviembre de 2010

Pagando mis deudas con el DELTA...y con el Country-Blues (I):

Payin' my dues...como todo aficionado al Blues debe hacer de vez en cuando, y este Blog aún no había hecho...Quizá pensabais que era una página exclusivamente (o casi) orientada al Blues-Rock, y sí, éste puede ser el genero que más me guste, por mi juventud rockera y porque mi iniciación al Blues fue con Chicago '50 (Chess), y de ahí tire más hacia arriba que hacia abajo.

Pero no penseis que no me gusta, o incluso desprecio, la música de los pioneros. Simplemente es un género que no conozco tanto y por ello no me atrevía a abrir una columna al respecto.

Durante años sólo tuve el típico CD de Robert Johnson, otro de Leadbelly, otro de Blind Willie Johnson (por "Dark was the night, Cold was the ground") y algún recopilatorio.

Y debo confesar que aún no distingo bien ambos estilos (el Delta y el Country-Blues). Me consuela algo saber que no soy el único: a Leadbelly le he visto tantas veces citado en ambas categorías indistintamente que ya me da igual; en allmusic el Delta es un subestilo del Country; leyendo "Blues: la historia completa" de Ma Non Troppo no me queda nada claro, ya que ellos citan una amalgama llamada "Blues Clásico".

Así que prefiero quedarme para esta columna, y las sucesivas ,con la palabra DELTA, tan válida como otras -por lo que he consultado-, y que ya es la que se ha convertido en vocablo asumido, en lugar comun, como llamamos “Kleenex” a los pañuelos de papel. A ver si cuando compre el libro de Gioia me saca de este embrollo.

¿A que viene esta columna? Pues como casi todas las mías, a "puntos" que me dan. Durante los últimos meses, gracias a cierta innombrable herramienta informática, me he ido haciendo con una decentilla colección de Johnny Shines, Skip James, David "Honeyboy" Edwards y una docenita o así de nombres de los que os hablaré hoy, o en próximos días si no me da tiempo o me canso (los nombres de Robert Johnson y Leadbelly quedan excluidos por derecho propio, ellos solitos ocupan media Enciclopedia Británica):

- Charley Patton: a la edición de sus (supongo) obras completas en cuádruple vinilo ya le dediqué un comentario hace bien poco. Quizás debería ocupar el mismo lugar de honor de Johnson y 'Belly, pero como lo descubrí hace relativamente poco (inconfesable, aunque no hay vidas suficientes para tanta música, esa es mi excusa) pues le dedicaré unas lineas.
Poseedor de una voz y un estilo de influencias gospel, su voz es una de las más conmovedoras formas de expresión que haya escuchado este cronista: grave, profunda, intensamente "negroide" (valga la redundancia), plena de sentimiento y casi doliente. Su técnica guitarrística no era espectacular, pero sí de una fuerza volcánica. Fue un viajero nato, especialmente durante los años '20, y, siendo ligeramente mayor que ellos, ejerció de figura tutelar para Son House, Robert Johnson, y otros muchos. El topicazo de "Women & Whisky" lo ejerció plenamente el muy crápula, y ambas aficiones le llevaron a la muerte en 1934, con sólo 43 años. Pero entre 1929 y 1934, además de pasar una temporada en el talego, nos dejó grabadas suficientes muestras de su talento. Sólo en los primeros 2 meses del año de su muerte grabó unos 30 temas para Vocalion, que yo no sé -ni creo que se sepa- si un puñado de ellos permanecen inéditos, pero eso dicen las tan bonitas leyendas del Blues primitivo. Si no conocíais a este artista y quereis empezar por algún sitio, yo, la verdad, siendo tan fascinante su música, os recomendaría que os tirarais directamente a la caja de 3 CDs "The Definitive Charley Patton".

- Johnny Shines: El hombre que llegó a odiar a Robert Johnson. En sus años de gloria, vivía en una pesadilla Borgiana, en la que tras contar mil veces su visión de la realidad, ésta acababa convirtiéndose en la realidad misma. Y todo por haber viajado unos meses por Canadá en compañía de Johnson en los años '30. Y es que si en vez de hablar sobre tu propia carrera musical, te ves obligado a contar cientos de veces las mismas anécdotas sobre un personaje con el que compartiste unos meses 40 años atrás, tales anécdotas se acaban convirtiendo en una letanía no muy diferente a rezar el rosario. Pero Johnny Shines es muchísimo más que eso.
Y ha dado mi hora de comer, así que voy a ser malo malísimo y os dejo colgados en mitad de la reseña sobre Johnny Shines, y pendientes de algunos que nombré antes y otros como los dos "Mississippi" (Fred McDowell y John Hurt), los dos "Blind Willie" (Johnson y McTell) y quizás algún hombretón más...

PD: Si en esta serie de columnas "cuelo" la música de los '40 y '50 de ese héroe llamado JOHN LEE HOOKER nadie iba a protestar, pero el cabronzuelo tiene un sub-estilo solito para él y 2 colegas más, el "Detroit Blues" (yo no sé qué lleva el agua de Detroit, que nos produce fieras como Hook, y más adelante los Detroit Wheels, MC5 o los Stooges...y no, no me olvido de Smokey Robinson y la Motown)

1 comentario:

  1. Hombre es imposible no dispersarse hablando del blues del Delta, y más si te vas a comer y nos dejas por la mitad del post jajaja, pero bueno, lo cierto es que en mi caso no tengo para nada afán completista, voy tapando carencias poco a poco y cuando me sale. Por eso he escuchado a algunos músicos de los que hablas y a otros, en cambio, solo los conozco de oidas. En cualquier caso son todos irremplazables e indispensables.

    Por lo demás mi cuñada nació y se crio en Michigan, al ladito de Detroit, voy a ver si va para allá y le digo que me traiga una botellita de agua de por allá ajjaja a ver si se me pega algo joder.

    Por cierto, acabo de hablar en mi blog de Greeny, a lo mejor te gusta leerlo. Este es el enlace:

    http://toxicdecibel.blogspot.com/

    Cuidate tio!!

    ResponderEliminar