sábado, 11 de diciembre de 2010

EL CALLEJÓN

Desconocía totalmente aquel callejon estrecho y sucio, pese a haber pasado cerca de él miles de veces. Una única farola iluminaba el pasadizo, encajonado entre muros de ladrillo viejo de color terroso.

Apestaba a basura y al humo del último coche que se aventuró por allí. Pero siempre me han atraido esos lugares ruinosos que de repente aparecen de la nada en una gran ciudad.

Recorrí la calleja entera, sintiéndome cómodo y no con miedo, desahogado y sin turbación. Cuando salí a la ciudad, a sus neones y tráfico brutal, mire a derecha e izquierda para saber dónde estaba.

Más ó menos ubicado, justo enfrente mío, en la otra acera, un cartel que sólo decía B&J, sobre una fachada de aspecto acogedor, me llamo la atención. Crucé, y, como sospechaba, era un local de Blues y Jazz.

Increíblemente, aquella noche tocaba "Pinetop" Perkins, y quedaba una única entrada. Palpé mis bolsillos y tenía el dinero suficiente. Mr Perkins es historia viviente, pero él nunca sabrá lo que aquel encuentro representó para mi historia personal.

He vuelto docenas de veces al B&J, pero el callejón ya no existe. No está tapiado, simplemente allí nunca ha habido un callejón.

¿Fue un sueño?

2 comentarios:

  1. Me encanta tú relato, has narrado un sueño de una maneral real, he logrado que ver ese callejón (en mi mente claro).Sigue con esa afición, lo haces muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tus elogios y ánimos!!!
    Pero no asumas así como así que fue un sueño, el narrador em primera persona -que no soy yo- se lo pregunta, simplemente se lo pregunta. Qizás alguna fuerza metafísica abrió esa noche ese callejón sólo para que él descubriera el B&J y viera en directo a "Pinetop". Quizás...hay tantas posibilidades...

    Los relatos, o tienen un final cojonudo, o queda abierto, no valen medias tintas.

    UN BESO!!

    ResponderEliminar