sábado, 25 de diciembre de 2010

Mucho chocolate de Blues y un toque de nata de Nat "King" Cole. A mí este hombre me encanta: CHARLES BROW

CAN'T STOP MY BLUESMANIA!!! (and the Boogie Woogie Flu)

El Blues siempre será el centro musical de mi vida. Soy muy ecléctico y le doy a todos los palos, desde la pura música africana,al Metal, pasando por la Chanson Française y lo que quieras. Pero no puedo estar una semana alejado del Blues (y tampoco del Jazz)

La idea para escribir esta columna me la ha dado un foro donde tienen una sección llamada “los olvidados del blues”. Bueno, eso, y que ADORO a este tipo!!! Yo creo que no es olvidado, sino directamente ignorado. No sé si en otros paises de habla hispana será un gran desconocido, o no, pero lo que es en la piel de toro, pues ná de ná. Pero en los USA y otros paises angloparlantes ocupa un lugar preferente en las enciclopedias del Blues.

Fué un Bluesman atípico. De entrada, porque su modelo y gran ídolo, era Nat “King”Cole, aunque nunca practicó el estilo de Nat, sino el Blues puro desde el principio.Empezó en 1944 en un trío llamado Johnnny Moore Three Blazers, a la manera del Trio de Cole: guitarra, bajo, y pianista/cantante (él). Allí paradójicamente obtuvo el mayor "Hit" por el que se le recuerda, "Driftin' Blues". Pero para 1948 ya estaba harto de ser "de facto" el líder de una banda en la que no aparecía su nombre, y emprendió el vuelo en solitario.

Por los recopilatorios que tengo del período 44-56, ya entonces tenía formado totalmente el estilo que le acompañaría toda su vida.¿Evolución? Esa palabra no es para él. ¿Emoción pura y comunicación directa al corazón del oyente? Eso sí, y muy pocos pueden presumir de ello.

Bueno, lo infrecuente de de su estilo, a ver si soy capaz de descibirlo en simples palabras, cuando la música de Mr. Brown habla por sí sola. Pero lo voy a intentar, para meteros el "gusanillo" en el cuerpo y que os hagais con algun disco suyo (poco encontrareis salvo un excelente recopilatorio suyo que enlazaré al final de la columna).

Para empezar, se le considera prácticamente el "padre" del “West Coast Blues", donde se le agrupa con Etta James, Luther Allison o Big Joe Turner !!! 3 artistas que estiliscamente están a años luz del protagonista de nuestra columna. Especialmente el último, un puro “Shouter” de voz grandiosa y exagerada de barítono, justo lo opuesto a la voz casi de conversación, dulce y arrulladura, de Brown.

Se sentía cómodo en una variedad de contextos, desde el piano sólo (Grandioso su disco póstumo “In a Grand Style”) hasta un quinteto con batería y saxofón, como en “Honey Dripper”, hasta arropado por una gran orquesta.Pero su formato favorito era el del trio de Nat, en el cual empezó él también su carrera. Piano y voz, bajo, y guitarra.

Era un excelente pianista, por tanto casi todos sus temas, en los que dialogan su piano y su voz, son de antología!! Los contrapuntos y acompañamientos que hace el mismo, por no hablar de sus preciosos y cortos solos, o de los escasos temas que nos dejó a piano solo, lo convierten, para mí, en el Wynton Kelly del piano Blues.

Y LA VOZ: su voz era casi conversacional, no se salía de un rango muy limitado, pero no le hacía falta, porque expresaba todo un mundo de emociones y sentías que te hablaba a tí, dulce y suavecito, muy cerquita de tu oído.

Su carrera discográfica es bastante atípica, pues (para mi fortuna, que fué cuando le descubrí), grabó más discos en los '90 que en todo el resto de su carrera. Y los '80 los pasó prácticamente en blanco, actuando pero sin grabar, salvo unas sesiones del '86 que editó Alligator en el '89. El éxito de ese disco provoco su vuelta a la grandeza inicial, y anduvo a casi disco por año, hasta que un fallo cardiaco nos lo robó a los 72 años, cuando quizás estaba en el mejor momento de su carrera, tanto artística como comercialmente.

Ya sabeis que no soy muy amigo de meter muchos datos biográficos (que podéis conseguir en cualquier sitio) y que en mis columnas, me gusta más bien hablar de sentimientos o curiosidades, Pero merece la pena resaltar que nació en una familia negra acomodada, pudo estudiar tanto piano clásico como educación superior, y fue profesor de física y química en un instituto, hasta que -por fortuna para nosotros-, dejó todo por la música. 

Al final de la columna he colgado la portada del disco que encontrareis fácil. Publicidad de dónde no voy a poner, pero sé que no está descatalogado.


Es de la serie "Heritage of the Blues" del sello Blue Orchid, y se llama "Charles Brown : Crying Mercy" Es un doble con 55 temas, muy buen sonido, y abarca el período 1950-1956, los brillantes inicios de su carrera en solitario, tanto en formato trío como con gran orquesta, y todo lo que queda en medio.







No hay comentarios:

Publicar un comentario