miércoles, 2 de febrero de 2011

Como no tengo nada que ocultar...

...y además hace unos 2 años que decidí "salir del armario", pues os hablaré de mi enfermedad, que bastante habeis podido deducir de los 2 comentarios a la columna "si, si, si, si, si, si!!"

Padezco una enfermedad mental crónica, un Trastorno Bipolar. Olvidaos de Andrés Pajares (que lo que le pasa es que se mete todas las drogas del mundo) y de la peluquera esa que estuvo liada con un torero o algo así (no es que la desprecie, es que no recuerdo su nombre).

En su lugar, pensad en Francis Ford Coppola, Peter Gabriel, Robin Williams, Sting o Jim Carrey, que entre otros muchos famosos también la padecen.

Si te cuidas en cuanto a no tomar drogas ni alcohol, seguir escrupulosamente las pautas de medicación, mantener un ritmo sano de horas de sueño, y en general llevar una vida ordenada y "limpia", puedes tener tus "altos y bajos", más intensos que los de una persona normal, pero que son corregibles con una visita urgente al psiquiatra (si te auto-observas bien), y un pequeño reajuste de medicación. Y por supuesto, también tienes tus buenos períodos de estabilidad, como el que atravieso yo ahora.

Ni somos unos apestados ni estamos locos, sólo tenemos una enfermedad neuropsiquiátrica crónica de origen genético, no curable pero si muy paliable.

Lo peor son las crisis de ANSIEDAD, que son las que te provocan los estados de subida o bajada realmente fuertes (al menos en mi caso), y me han hecho perder varios trabajos por bajas continuadas. Ahora sin la presión laboral, y con un mileurismo asegurado de por vida, seguro que mi enfermedad mejora mucho.

Bueno, esto os quería contar, si observais mi blog ya vereis que razono y pienso con total normalidad, y que no estoy "empastillao", ya que si lo estuviera no podría tener la mínima creatividad. Hace tan poco que me concedieron la pensión que aún estoy "en una nube", y no se me ocurren cosas para el blog. Bueno la verdad es que estoy vago como un perro, jajaja. Después de años de enfermedad me he ganado un merecido descanso.

Ya he explicado lo que necesitaba. Considero que hablar abierta y sinceramente de este tipo de enfermedades contribuye a quitarles el "estigma" que tienen encima.

BUENOS, FELICES, Y SOLEADOS DÍAS !!! (al menos aquí, en las Rías Baixas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario