miércoles, 8 de junio de 2011

COLTRANE, sus directos, su muerte, una recomendación, y mi insomnio:

Lo prometido es deuda, hoy os debía hablar de "The complete 1962 Birdland Broadcasts" (en quinteto con Eric Dolphy) y de "Afro Blue Impressions". Pero he tenido una noche de insomnio bastante agudo, y no encuentro la inspiración necesaria para hacer una buena reseña de esos 2 discos.

Pero como no quiero que os quedéis huérfanos de 'Trane por hoy, os voy a copìar literalmente una cita  extraída del altamente recomendable libro de Ben Ratliff : "Coltrane: historia de un sonido"

Seguro que os vais a quedar de piedra, como me quedé yo. La cita es de Sonny Sharrock, uno de los primeros guitarristas en acercarse al free, y considerado como una influencia para Jimi Hendrix. Ahí va:

<< Los muchachos ya no tocan como solían. Recuerdo la primera vez que vine a New York. Toqué en el East Side y la música era algo muy potente. Y entonces murió Coltrane. Y fué como si un montón de muchachos dieran marcha atrás. Sé que lo que voy a decir suena extraño, y no sé si lo vais a entender, pero 'Trane tenía que morir. Desde un punto de vista musical, al menos, para dejar libre a todo el mundo. Porque todos estaban sentados esperando a ver qué hacía Trane...si 'Trane usaba panderetas, todo el mundo usaba panderetas, campanas, y esas cosas. Y entonces 'Trane se murió, y la mayoría de los muchachos dijeron: "Bueno...". Para eso se fué tío. Era el momento de empezar de nuevo>>

Podéis cerrar la boca dentro de un rato y parpadear, es recomendable.

Vamos con la recomendación, que igual también os sorprende: si queréis acercaros al Coltrane del período '65-'67, antes que con los discos oficiales de Impulse! (Live at the Village Vanguard y The Olatunji Concert), yo empezaría por un disco de esos de discográficas "raras", con un sonido alucinantemente bueno, titulado "John Coltrane at Temple University 1966". Estamos hablando, por supuesto, del quinteto con Alice, Rashied Ali, Garrison, y un Pharoah Sanders que, en mi opiníon, toca con la fiereza descontrolada de una pantera hambrienta, y hace que el Coltrane más free parezca Ben Webster tocando baladas. La verdad es que Pharoah me ataca bastante los nervios, pero al menos tiene la virtud de que, cuando acaba un solo y entra el jefe, sea como encontrar un oasis.

Esto es todo por hoy, me voy a comprar valeriana antes de que cierre la herboristería, jaja.

SED BUEN@S, que Coltrane vigila desde el cielo... ;-))

1 comentario:

  1. Se me ha hecho tarde, mañana lo busco, por mi puedes seguir tio, eres un filón.

    Me alegra verte así, con ganas de escribir y animado.

    Abrazo!!

    ResponderEliminar