miércoles, 12 de octubre de 2011

NEIL YOUNG: el creador de Riffs mastodónticos

Son tantas las caras, y casi todas excelentes, de esta estrellla del R'n'R (sí, moleste a quien moleste, incluso a él mismo, Neil es un estrella sólo superada por Dylan), que hacer una semblaza de su carrera necesitaría una buena biografía y no una columna en un blog. Hay un par de biografías en castellano, en mi próxima visita a la Casa del Libro las hojearé, y de pasó me daré una vuelta por la Biblioteca Municipal a ver si las tienen. Bueno, de hecho sólo hay una, porque la otra está co-escrita por ese ignorante con ínfulas que es Jordi Bianciotto (que debe de tener muy buenos padrinos), un tipo capaz de meter en una guía de CDs de Rock  a Elastica y Mecano, y dejar fuera a UFO y MC5. ¡¡De cagarse!!

Pero hablaba de riffs brutales. Siempre que pensamos en Riffs de Rock más o menos duro, lo hacemos en los viejos tiempos de AC/DC, Rolling Stones, Black Sabbath, Led Zeppelin...Y parecemos olvidarnos de un extraordinario encadenador de acordes como el viejo Neil. Ha sido escuchando el que es quizás su mejor disco rockero (Ragged Glory) que me he dicho que el Neil armador de Riffs merecería una reivindicación. De entrada, el sonido: no sé que guitarras, pedales, y amplis usa este hombre, que no hay guitarra distorsionada que suene como la de Young. El (para mí mal) llamado "padrino del grunge", no tuvo a ninguno de sus hijitos sonando como él. Es más, creo que, sea la que sea la combinación de artilugios que usa para obtener ese sonido de su guitarra,  a cualquier otro guitarrista que sonara igual se le debería acusar de plagio, con un par.


Y vamos con los Riffs en sí mismos. De tan perfectos que son parecen obvios hasta el punto de no explicarte cómo alguien no los ha compuesto antes. Cuando agarra la máquina de matar de 6 cuerdas y se junta con Crazy Horse, es para echarse a temblar (y a gozar). Cuando decía "mastodónticos" me refería a que son riffs de sonido gordo, fuerte como el granito, de contundencia extrema, imaginativos; riffs de más allá del Hard-Rock, si es que esa etiqueta no le quedara pequeña a nuestro querido Neil, que rockea mucho más duro que bandas del denominado "Hard-Rock". Son Riffs perfectos, en una palabra, que desde el segundo #1 de la canción ya te tienen atento. Y fascinado. La cantidad de ideas que bullen en la cabeza de Neil es insondable. Incluso en sus ultimos discos eléctricos (Broken Arrow, Greendale, Living with War...,aún no he escuchado "Fork in the Road", mea culpa), sigue plenamente en forma el veterano arquitecto de riffs antológicos. Es como coger a Young&Young, Tommy Iommi, Jagger&Richards y Jimmy page y decirles: "me vais a parir una docena de discos repletos de Riffs impagables, y encima con este sonido de guitarra". No creo que pudieran.

Tenía ganas de dedicarle esta columna a Neil, porque es un tipo entrañable, una persona a la que, aunque no conozcas, coges cariño.

Neil Young volverá por este blog, seguro, en cuanto consiga "Fork in the road". Porque tengo algo del material antiguo que va editando, pero como aún sigue en plena forma, seguiré su actualidad, que además nos está "achicharrando" con grabaciones del pasado, y uno no puede con todo.

UNA REVERENCIA CADA VEZ QUE ESCUCHEN A NEIL, PLEASE. Y disfruten de la nostalgia de este clip, que fue el que le devolvió al lugar que nunca debió abandonar.


4 comentarios:

  1. precisamente tengo el mp3 aquel concierto (que poseo original en doble cd) de aquella gira que sirvió a Jim Jarmush para hacer la peli aquella the Year of the Horse creo que era. Gran concierto, dos horas de comunión sónica. Cuidaté!!

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia aún no hen visto la peli "Year of the Horse", pero me han comentado que todo el mundo, desde los "pipas" a los músicos, se deshace en elogios hacia Neil, realmente le adoran. Y es que no hay más que verle para darse cuenta de que es buena persona. Ahora Neil me ha llevado a Dylan, igual le hago una columna...aunque no es tan buena persona, jajaja.

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  3. Veo que aparece Neil Young por partida doble Totalmente de acuerdo con tu opinión sobre el amigo, uno de los mas grandes, que ha seguido haciendo la música que deseaba sin importarle el resto. Un verdadero genio

    ResponderEliminar
  4. Como mi catolicismo no está muy desarrollado (aunque la figura de Jesucristo me parece interesante), diría que Dylan es Dios y Neil Young su Profeta. Aunque en muchas ocasiones el alumno supera al maestro.

    ResponderEliminar