domingo, 20 de noviembre de 2011

Charlie Christian (III) : el cielo y el infierno

Habíamos dejado a Charlie recién fichado por Benny Goodman, uno de los más prestigiosos combos donde tocar en aquellos años. Tres días después de la Jam Session de la que surgió el contrato, Goodman ya presentó a Charlie a la audiencia de su programa semanal (¿habrán quedado grabadas esas sesiones?, me temo que no, no era la costumbre en aquellos años)

La carrera de Charlie Chistian con Benny Goodman, sus "años de Gloria", fué inusualmente corta, menos de 2 años: desde principios de Septiembre del '39, hasta Junio del '41, cuando su carrera se interrumpió por motivos de salud.

El 11 de Septiembre del '39 participa en unas grabaciones (su primera sesión de grabación) de una "All Star Band", aunque no hace ningún solo.

A continuación se ve inmerso en la vorágine de giras, grabaciones y programas de radio, llevados  a cabo por un Benny Goodman en la cima de su popularidad. En un principio sólo participó en el sexteto, pero en seguida empezó a formar parte de todas las diferentes fomaciones de Goodman.

La discografía completa en estudio de Charlie Christian no fue editada de forma digna hasta que Sony le metío mano al asunto en 2002, y publicó la integral de 4 CDs, que eran 98 temas. No está mal para dos años escasos, eh? Salvo unas pocas colaboraciones con otros artistas, el grueso de los 4 CDs está compuesto por su trabajo junto a Goodman.

Antes de caer enfermo de tuberculosis y luego morir de una neumonía (por no cumplir con el tratamiento ni la disciplina del Hospital, añado yo, a donde sus amigos le llevaban whisky y marihuana. Incluso se fue una noche de juerga.) estuvo en la gestación del be-bop en el mítico Minton's Playhouse. Era un habitual de las jams, como Monk, Gillespie, Parker cuando estaba en la ciudad, y muchos otros músicos, donde sorprende la presencia de Roy Eldridge. Cada noche, nada más acabar con Goodman, corría al Minton's.

Nos han llegado bastantes grabaciones de aquellas Jams en el Minton's, realizadas con un magnetófono, pero no recomiendo en absoluto su adquisición. Yo compré todo entusiasta una a nombre de Monk, y el sonido era tan guarro que la acabé regalando a una coleguilla, e increiblemente le gustó, no puedo imaginar la calidad de su reproductor de CDs. Además algunos de los participantes no son identificados...El sueño de un melómano, vaya.

O sea que él fue co-responsable en la gestación del salto sin posible vuelta atrás que el Jazz dio en los años '40, pero no llegó a verlo.

Después de participar en su última sesión el 11 de Junio de 1941, Christian fue hospitalizado en el Sanatorio Municipal, muriendo el 9 de marzo de 1942, de lo que ya os he contado. Nos quedan sus grabaciones de estudio, donde lo único que lamentas es que los temas no duren 10 minutos, y Christian tenga la ocasión de improvisar durante 15 coros. Su sonido es claro, cristalino, dulce, frágil en apariencia..Y sí, se nota la influencia de Lester Young.

Dejemos descansar a Charlie y a Benny Goodman, y a ver qué os preparo para mañana o pasado, quizás algo más de Blues de Pre-guerra.

SI ALGUIEN INTENTA ADELANTARLES EN LA COLA, DÍGANSELO DE BUENAS MANERAS, PUEDE SER UN DESPISTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario