viernes, 11 de noviembre de 2011

(Pre-War IX) Como anteayer hablé de BIG BILL BROONZY, y también lo había tocado hace bastantes meses, como que se merece una columna monográfica, no?

BIG BILL BROONZY es uno de mis mayores ídolos en esto del Blues, y la pena que siento es que no encuentro una fotografía suya que me convenza para serigrafiarme una camiseta. La única que realmente me convence es la clásica, que supongo que acabará sobre mi barriga la próxima primavera.


De momento llevo dos veranos de serigrafías de Jazz, así que el próximo le toca al Blues.

Pero vamos con los hechos: Big Bill Broonzy nació en algun año situado entre 1893, 1898 y 1903. También hay dudas entre si nació en Mississippi o en Arkansas. O sea, el único hecho confirmado es que nació, jajaja. Porque en muchas de las referencias consultadas, sólo aparece en una de ellas un nombre natal: Lee Conley Bradley.

Su iniciación músical no fue con la guitarra, en eso coinciden todas las fuentes: durante sus años mozos tocó el "Fiddle", una suerte de violín casero.


Me voy a saltar el cúmulo de hechos confusos y contradictorios sobre su infancia y adolescencia (plagados de anécdotas, pero ninguna fiable; como que en 1915 estaba convencido de convertirse en predicador) y vamos directamente a 1920 en Chicago, a donde se trasladó con toda su familia, en busca de fortuna,  por el "Boom" que el Blues estaba experimentando a nivel de todo el país, siendo Chicago uno de los epicentros importantes (no tanto como en los '50, pero la escena Blues ya tenía allí su importancia). Lo cual nos indica que en esa fecha (entre los 17 y los 27 años, según que referencia de nacimiento cojamos) Big Bill ya estaba convencido de sus habilidades como Bluesman, y decidido a convertirse en Bluesman profesional  En aquellos años aún se hacía llamar Big Bill, el Broonzy no le llegaría hasta más tarde, no he encontrado referencias de cómo ni porqué.

Su estilo de tocar la guitarra era enormemente efectivo: una máquina rítmica tremendamente impetuosa, y al mismo tiempo de una enorme complejidad, no en vano adoraba a Lonnie Johnson (de quien os hablé ayer), y a Blind Blake (de quien sólo tengo un LP de sonido bastante guarro, o sea que hasta que no consiga más cosas no podré reseñarlo). Como contraste con la mayoría de Bluesmen, era un alma feliz a quien gustaba cantar las alegrías de la vida.

Según avanzaban los años '20 y '30 (su carrera no pareció sentirse afectada por la Gran Depresión) iba adquiriendo fama y pretigio. Por mucho que lo lea y escuche a este hombre, yo nunca he visto en su música a un precursor del Blues de Chicago (ni B.B. King tampoco), pero hay que citarlo, porque viene de diversas fuentes fiables..

Para 1939 su fama era tan grande que el filántropo y amante de la música John Hammmond (figura de enorme trascendencia en la aceptación popular de Jazz y Blues, aunque fuera como promotor) le invitó a participar en el mítico (más que mítico) concierto del Carnegie Hall "From Spirituals to Swing", de una trascendencia incalculable para diversos estilos de música negra.

Durante lo años 40 Big Bill siguió trabajando el gran área de Chicago. Incluso introdujo en breves ocasiones la eléctrica, pero de forma anecdótica, él era un hombre de guitarra acústica, que sin embargo no vió su carrera afectada al verse rodeado de Bluesmen eléctricos. Quizás a nivel de conciertos, pero no de grabaciones. Era un hombre afortunado: ni la depresión ni la electrificación hicieron mella en su carrera.

Durante los años '50 hizo diversas giras muy exitosas por Europa, especialmente en Francia, donde era considerado la personificación del auténtico Blues

La muerte le sorprendió relativamente pronto, en forma de cáncer de laringe, en 1958. Pero en 1957, un año antes, a ambos lados del Atlántico, en Ingles y Frances, había sido publicada su autobiografía, -coescrita con Yannick Bruynogne- siendo así el primer intérprete de Blues honrado de esa forma en vida.

Fue un hombre feliz y afortunado la mayoría de su vida, no lloremos su muerte.

HUYAN DE LAS GRANDES SUPERFICIES, FOMENTEN EL PEQUEÑO COMERCIO.

4 comentarios:

  1. Me gustaría recomendarte, si es que ya no lo tienes, una fabulosa publicación con dos conciertos que Big Bill dió en Europa en febrero de 1953:

    http://www.amazon.es/Amsterdam-Live-Concerts-1953-Broonzy/dp/B000FVRRAA/ref=sr_1_1?s=music&ie=UTF8&qid=1321533666&sr=1-1

    Son 2 cds con una calidad aplastante (de presentación del producto, de sonido y de contenido).
    Está claro que para un fan de Broonzy, no debería faltar en su colección ;-)

    Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  2. PEDIDO!!!!(ni lo conocía)GRACIAS!!!! Y de paso me he hecho baraticos con un CD de las primeras grabaciones de SKIP JAMES, y un doble recopilatorio de CHARLIE CHRISTIAN , que estoy "en vena" si has visto el blog recientemente, y no parecen coincidir muchos temas con lo que ya tengo.

    REITERO EL AGRADECIMIENTO

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ya he "triturado" el doble volumen de Big Bill en Amsterdam, y es fantástico (aunque podría saltarse alguna de las parrafadas entre tema y tema). La presentación de la caja es asombrosa, sólo tengo una igual : la de Billie Holiday en Decca. Y el contenido, que se puede decir, es Big Bill en pleno directo, seguro que sin ningún retoque, y con un asombroso sonido. MIL GRACIAS POR LA RECOMENDACIÓN!!!

    ResponderEliminar
  4. Al Carnegie Hall ' 39 Broonzy concurre invitado a causa de la inesperada muerte del tambien grande Robert Johnson
    Adrian Blasetti
    musico-periodista

    ResponderEliminar