jueves, 1 de diciembre de 2011

Sobre los orígenes del Blues (II) Blues pre-war (XVIII)

El 20 de Noviembre os decía que quería hablar sobre los orígenes del Blues, y que lo único que conseguía era hacerme un lío.

Dicen que rectificar es de sabios, y yo digo que de honestos. El caso es que rectifico -en parte- mi opinión, aquí ya expresada hará cerca de un año, sobre el libro "Blues" de Alfonso Trulls (Ed.Cátedra, 2000). Es un libro tremendamente desordenado y desorganizado, que se qeda prácticamente "colgado"en los '70, lo cual, siendo un libro del 2000, tiene delito!!

Pero no hay libro malo del que no se pueda sacar algo bueno, y en cuanto a los orígenes del Blues, esa parte del libro está muy bien. Son 5 ó 6 páginas, que mañana resumiré, y que quizás no pasan de los lugares comunes conocidos por todos, pero están muy bien juntitos y resumiditos. Merece la pena su lectura, vaya.

El libro estaba cogiendo polvo en la caja de mimbre en la que tengo los libros de divulgación científica, musical, y así...

Lo cogí en plan "a ver si de aquí saco algo para el Blog", y de momento algo he conseguido.

LOS RASTROS ESTÁN BIEN PARA COMPRAR, NO PARA VENDER.

5 comentarios:

  1. sabia frase, además las cosas usadas tienen su encanto.

    ResponderEliminar
  2. Conozco ese libro. Lo leí hace ya un tiempo y también me dejó la misma impresión: mucho desorden y cierto aire caótico. De todos modos, tiene partes interesantes y muy aprovechables y desde luego no es nada desdeñable, teniendo en cuenta la poca literatura blusera que tenemos en castellano...

    ResponderEliminar
  3. Sí, la verdad es que andamos justitos de Blues en nuestro lenguaje. Hace mucho tiempo compré (precisamente en un rastro, comparto tu opinión Ned) un libro llamado "Blues Moderno", que es una traducción del francés de un tipo que debe de pensar que París es un barrio de Dakar. Sé algo de francés, y no se me escapan las putas traducciones literales de ls cuales está trufado el libro. Recuerdo que lo compré y al día siguiente tenía un viaje de 12 horas en tren a mi amada Donosti natal. Mi lectura programada era el libro, claro. Y no pude, lo siento pero leer algo mal traducido es una tortura, así que me pasé el viaje mirando el paisaje...

    ResponderEliminar
  4. Tengo el libro. Coincido contigo. Un poco confuso y desordenado. Estos de los libros musicales -bien es cierto que tienes toda la razón, en que siempre se saca algo bueno, incluso en el caos- es una de las asignaturas pendientes de la literatura, no crees?

    Menos mal que vino el maestro Ted Gioia para resolver este vacío. Supongo que conocerás su Historia del Blues. No he leído nada mejor...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido, Manu, esta es tu casa!! El de Gioia lo estoy leyendo a trozos, porque con esto de mantener 2 blogs activos a la vez, tengo que documentarme mucho y no me puedo dedicar en exclusiva a ese libro, como me gustaría. Voy por la página 215, donde menciona a mi adorado Sinatra (a quien dedicaré una o varias columnas algún día, porque conexiones jazzisticas, desde Tommy Dorsey a Count Basie, tuvo bastantes),y la única pega que le pongo es que se centra demasiado en el Mississippi, y olvida otras zonas geográficas de gran actividAd bluesera (Piedmont o Texas, p.ej.). Eso era algo que no pasaba en su "Historia del Jazz". Por lo demás, es delicioso, y de lectura obligada si yo fuera profesor de música.

    UN SALUDO!!!

    ResponderEliminar