martes, 6 de marzo de 2012

QUERÍA PEDIR DISCULPAS :

Mi discurso político anarquista se ha ido formando desde hace 31 años (sí, con 14 ya me convencí de que era la única alternativa posible) o sea que de esa parte no sólo me arrepiento sino que me reafirmo. Lo que rectifico es la parte de la violencia ejercida sobre otro ser humano : NO ESTOY A FAVOR DE MATAR A NADIE. Ni al tirano.
La violencia que han destilado mis palabras de estos días han sido debidas a la enfermedad que padezco, el trastorno bipolar. Yo pensaba que estaba depresivo, y lo que estaba era en una "fase mixta" del copón. La fase mixta se carcteriza por pasar (muchas veces en cuestión de horas) de un estado depresivo a otro "hipomaníaco", y lo peor es que ni hay remedio ni te das cuenta. La "Hipomanía" consiste en un estado tremendo de euforia e irritabilidad, aunque, al menos en mis desgraciados 17 años de experiencia, nunca se pasa de la violencia verbal a la física. También te puede dar por beber como un cosaco, la promiscuidad sexual, u otros comportamientos arriesgados. A mí, salvo una vez que me dió por beber, siempre me da por la violencia verbal.
Por eso presento mis disculpas y me reafirmo en mi anarco-pacifismo.
Perdón a los ofendidos, pero sigo pensando que un mundo en el cual el 95% de la riqueza la acumula el 1% de la población (aunque uno de ellos se llame Paul McCartney) NECESITA UNA REVOLUCIÓN!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario